Preguntas frecuentes

¿EN QUE CONSISTE UNA PRIMERA VISITA DE OSTEOPATÍA?
Durante la primera visita de osteopatía se realiza un interrogatorio donde el paciente nos explica su motivo de consulta y su estado general de salud. Una vez hayamos completado esta parte, pasaremos a la exploración, donde el osteópata hará unos test y pruebas para poder llegar a un posible diagnóstico. Y finalmente pasaremos al tratamiento, donde el osteópata utilizará aquellas técnicas que más se adecúen al paciente y a su diagnóstico.
Una vez finalizada la visita, el osteópata explicará sus conclusiones al paciente, y éste podrá preguntar todas las dudas que tenga.

¿CÓMO TENGO QUE IR VESTIDO?
Durante la exploración y el tratamiento será necesario que el paciente se quede en ropa interior, para poder valorarlo mejor.

¿QUÉ PRECIO TIENEN LAS VISITAS?
Las visitas tienen un precio de 50€, tanto la primera visita como las de seguimiento.

¿CÚANTAS VISITAS NECESITARÉ?
Cada paciente y cada problema es diferente, por eso es importante hacer una primera visita y valorar el caso de forma individual

¿CUÁNTO DURA UNA VISITA DE OSTEOPATÍA?
Una primera visita de osteopatía dura alrededor de una hora aproximadamente. Y en las visitas de seguimiento pueden durar algo menos, sobre unos 50 minutos aproximadamente.

¿TENGO QUE LLEVAR ALGO?
Simplemente, si tienes alguna prueba complementaria, como radiografías, resonancias magnéticas, etc. será importante que nos las traigas, ya que éstas nos ayudarán a ver o a entender mejor tu problema.

¿LA OSTEOPATÍA ESTÁ INCLUIDA EN ALGUNA MUTUA?
Hay algunas mutuas que son de contrareembolso, lo que significa que tú pagas la visita, y, presentando la factura, tu mutua te reembolsa un porcentaje.
Por eso te recomendamos que lo consultes con tu mutua.

¿EL TRATAMIENTO DE OSTEOPATÍA DUELE?
El tratamiento de osteopatía en el adulto no tiene que doler, tal vez haya algunas técnicas que pueden resultar algo molestas, pero éstas son en el menor de los casos. Lo que puede ocurrir después del tratamiento osteopático, es que el paciente se sienta más cansado, que aparezca dolor de cabeza o que aumenten los síntomas durante las primeras horas después del tratamiento.
El tratamiento en el bebé o en el niño no duele, ya que el tipo de técnicas son mucho más suaves, aunque puede ocurrir, en algún caso, que les pueda molestar algo. Habitualmente después de la visita suelen estar más cansados y dormir más o en algún caso que estén algo más irritado, pero es puntual